ichthyselEvangelio.es
encuentra el evangelio que buscas


Evangelio: Juan 4,31-45.

31 Entretanto, los discípulos le insistían diciendo: "Rabbí, come."
32 Pero él les dijo: "Yo tengo para comer un alimento que vosotros no sabéis."
33 Los discípulos se decían unos a otros: "¿Le habrá traído alguien de comer?"
34 Les dice Jesús: "Mi alimento es hacer la voluntad del que me ha enviado y llevar a cabo su obra.
35 ¿No decís vosotros: Cuatro meses más y llega la siega? Pues bien, yo os digo: Alzad vuestros ojos y ved los campos, que blanquean ya para la siega. Ya
36 el segador recibe el salario, y recoge fruto para vida eterna, de modo que el sembrador se alegra igual que el segador.
37 Porque en esto resulta verdadero el refrán de que uno es el sembrador y otro el segador:
38 yo os he enviado a segar donde vosotros no os habéis fatigado. Otros se fatigaron y vosotros os aprovecháis de su fatiga."
39 Muchos samaritanos de aquella ciudad creyeron en él por las palabras de la mujer que atestiguaba: "Me ha dicho todo lo que he hecho."
40 Cuando llegaron a él los samaritanos, le rogaron que se quedara con ellos. Y se quedó allí dos días.
41 Y fueron muchos más los que creyeron por sus palabras,
42 y decían a la mujer: "Ya no creemos por tus palabras
43 Pasados los dos días, partió de allí para Galilea.
44 Pues Jesús mismo había afirmado que un profeta no goza de estima en su patria.
45 Cuando llegó, pues, a Galilea, los galileos le hicieron un buen recibimiento, porque habían visto todo lo que había hecho en Jerusalén durante la fiesta, pues también ellos habían ido a la fiesta.



COMENTARIOS SOBRE ESTE EVANGELIO:



Realiza cualquier consulta a traves de google:




O busca dentro de nuestra página:

Google
Web www.elevangelio.es
Acceso

Usuario:

Contraseña:


Todavia no eres miembro a que esperas registrate


Jesús Alonso-www.elevangelio.es-2012© | Condiciones de uso | Contacto | Mapa del Sitio | Acerca de